Un día en Tánger, qué hacer y qué ver

Qué hacer y ver en Tánger en 1 día

Seguimos con los artículos de las ciudades de Marruecos más visitadas, o con más atractivos turísticos, para ofrecerles sugerencias sobre qué hacer (lo que todos los turistas quieren ver y lo que no saben que se puede hacer) en las diferentes ciudades de Marruecos, en 1 o 2 días.

La tercera ciudad para recomendar en nuestra lista, no por importancia, ni por belleza ni por atracciones, será Tánger, simplemente porqué es la entrada principal desde España ya que además de entrar por aeropuerto, se puede cruzar en  ferry el Estrecho, que son sólo 14km.

Un poco de historia

Tánger es un emplazamiento que data des del s. V antes de Cristo, ocupado por cartagineses y griegos (de ahí que uno de los lugares a visitar cerca de la ciudad son el Cabo Espartel y las Cuevas de Hércules, dónde cuenta la mitología clásica que allí fue dónde el semidios desarrolló uno de sus 12 trabajos). Después fue colonia romana, y después llegaron los vándalos, expulsados de la Península Ibérica. También llegaron los bizantinos y los árabes.

Ya sería en el s.XV, que llegarán los portugueses y la ocuparán durante 200 años, sucedidos por los ingleses, aunque sólo permanecerían 20 años. Y el turno de España será en 1912 hasta 1924, que entonces Tanger se convertirá en zona internacional, y con una gran actividad del espionaje internacional por esta condición. Marruecos recuperaría su autoridad sobre la ciudad en 1956 con la independencia de  España y Francia.

Con este repaso de las culturas que han pasado por Tánger nos hacemos la idea de la importancia estratégica por su localización que tiene esta ciudad, con control de los dos continentes.

Un lugar en el Mediterráneo, con buen clima

El clima del lugar es más favorable que en otros lugares de Marruecos, por sus características mediterráneas, de manera que los veranos son más soportables que en el sur, en Marrakech o desierto, y también influye la presencia del mar, que además favorece que haya más tipo de turismo o actividades que en otras partes de Marruecos. Últimamente regentan la zona muchos aficionados y aficionadas al surf, que vienen de Tarifa, y se instalan en la ciudad, o en otra, maravillosa, muy cerca, que es Asilah. Por cierto, es una visita imperdible de su estancia en Tánger.

Las calles de esta medina son únicas (lo cierto es que cada ciudad de Marruecos tiene un encanto distinto, y todos recomendables). El encanto de esta medina, son los murales artísticos que decoran sus blancas paredes, que además, van cambiando en los meses. Es una ciudad dónde se respira una aire artístico bohemio, y se nota también por las numerosas galerías de arte que hay en sus calles. Y una recomendación más turística: prueben la pastilla (recuerden que se pronuncia pastela) de pescado, es una delicia. Les recomendamos el restaurante Dar Al Maghrebia, regentado por Merche.

Otras ciudades cercanas y maravillosas las cuales visitar en un día desde Tánger, son Tetuán y Chaouen, el pueblo azul del Rif. Son también imperdibles, aunque a Chaouen le dedicaremos un post, antes que acabe el mes.

Algunas recomendaciones, para planificarnos

Estamos ya en Tánger ciudad, así que vamos a recomendarles qué ver y hacer en un día.  El centro neurálgico desde dónde partir el recorrido puede ser la Plaza 9 de abril, dónde está el Cinema Rif y la mezquita Sidi Bouabid (sólo la podemos ver desde fuera, los no musulmanes no podemos entrar). En esa plaza hacen los mejores zumos de frutas naturales (en un pequeño establecimiento, justo antes de entrar por la puerta Bab El- Fas). Es la entrada al gran zoco y pequeño zoco y a la medina.

El objetivo de la ruta, desde la entrada, puede ser la visita de la Kasbah para poder admirar las vistas y también visitar si tienen tiempo el Museo de Arte Islámico, ya que el edificio en sí es precioso. He dicho que la visita de la Kasbah puede ser el objetivo, pero no sin antes callejear y perderse por esos edificios decadentes, que recuerdan a los años 40 y 50, dónde por las calles de Tánger pisaban famosos y ilustres y bohemos artistas, diplomáticos….

No en vano fue la ciudad que cautivó al escritor norteamericano Paul Bowles. Si tienen oportunidad de leer alguna de sus novelas, como por ejemplo El Cielo Protector, se inspirarán con lugares y nombres de bares que después encontrarán, tal cual se describen en la novela, en su paseo por la ciudad. De la misma forma que el Hotel Continental aparece en la novela o serie televisiva de El tiempo entre costuras.

No se pierdan el mercado central, pasar por delante la antigua Embajada Americana, la calle Siaghine dónde está lleno de joyerías dado que era el antiguo barrio judío y dónde está la vieja Sinagoga, el Gran Teatro Cervantes…

Un encanto especial

Todo lo nombrado son las visitas que hay que hacer para conocer la ciudad y como ya he dicho es una ciudad con un encanto decadente, que tanto nos atrae a los que viajamos por el mundo y nos gusta conocer las culturas, la vida cotidiana de las gentes…

Y Tánger me encanta. Aunque voy a hacer una confesión: la mayor parte de las veces que la he visitado, hay un lugar que no puedo pasar de largo, y siempre entro, que es la perfumería Madini, dónde obtengo mis perfumes por 5€, con un aroma único y hechos con ingredientes naturales. Son una saga de perfumeros que se remonta generaciones.

Entren en Tánger y embriáguense de sus aromas y su decadencia, no les dejará indiferentes.

Artículos relacionados

0 comentarios

Verificado por MonsterInsights